InicioDestacadosPadece de esquizofrenia y tiene un año sin tratamiento

Padece de esquizofrenia y tiene un año sin tratamiento

Anuncio

Un hombre de 47 años que  padece de esquizofrenia, tiene un año sin tratamiento, La señora Estela Varela, madre del paciente, le relato al equipo de Tachira Noticias sobre cómo la falta de medicamentos vuelve violento a su hijo, Juan Ernesto Varela.

Desde hace un año la señora Estela, no ha podido adquirir los medicamentos para controlar la condición mental de su hijo.

Cuando Juan tenía que 16 meses de nacido comenzó a convulsionar hasta los 9 años, desde entonces fue diagnosticado de padecer esquizofrenia, una patología psiquiátrica que le causa severas alucinaciones.

Sin embargo, por 37 años estuvo medicado, » dormía y estaba tranquilo, comía, se bañaba; era muy dulce», comentó su mamá.

» Mi hijo padece de esquizofrenia y tiene un año sin tratamiento»

Anuncio

Pero la pesadilla para la señora Estela inició hace un año, cuando la crisis económica no solo afectó su situación, sino la de los centros hospitalarios, » Juan estuvo dos veces recluido en el área de UPA, pero ahora ni medicamentos hay; debo atenderlo en la casa», comentó.

Su condición ha empeorado relata que se torna tan violento que en algunas oportunidades ha intentado golpearla.

«Una vez me mordió, casi me revienta la vena, cuando veo que se pone mal, gritó para pedir auxilio, quiere pegarme por lo que sea, solo gritó y rezo», contó.

Una madre que a su 78 años de edad no deja de cuidar de Juan como si fuese un niño, » ¡me da miedo!, pero sino lo cuido quién lo hará». Se pregunta.

- Anuncio -

Dice sentir miedo, sentirse mal, y tener que » limosnear», para comprar las medicinas, » hecho que le causa un gran dolor».

Sostiene que la carencia de fármacos, empeora su condición. «Él debe tomarse más de 90 pastillas, sino duerme empeora, cuando está calmado se baña, come cuando le provoca, pero, cuando está mal tengo que tenerlo encerrado porque me da miedo que me desbarate la casa».

Comenta que hace menos de 15 días, entró a la casa y reventó un espejo, con el cual pretendía agredirla.

«Él me puede matar, pero cómo hago, no tengo quien lo cuide, es mi hijo»

Al recorrer la vivienda se observa el daño causado por Juan, paredes con golpes, electrodomésticos con señales de violencia, » lo que consiga a su paso le pega».

Muchas veces en medio de su colapso mental, Juan cree ser indio, también relata cuentos con diversas personalidades, dibuja, ríe sin cesar o grita tan fuerte que los vecinos de la comunidad se alertan ante lo que le pueda pasar a la señora Estela.

» Yo invoco la Sangre de Cristo, y se me quita el miedo, repito: cúbreme con tu sangre, que Juan no se meta conmigo; entonces me acerco a ofrecerle la comida o medicamentos».

Hace 31 años murió el padre de Juan, un efectivo militar que hasta su lecho de muerte protegió a su familia.

«Pero ahora voy al hospital militar a buscar alguna consulta o medicamentos y no hay nada», expresó.

Una historia relatada con dolor, y se evidencia en los ojos de una madre que dice quiere partir de este mundo luego de dejar en el sepulcro a su hijo.

Lea También:Politáchira detuvo a 80 adultos y 8 menores de edad por desacato a la cuarentena estricta

Compartir
Anuncio

Valorar Noticia

Ultima Hora