InicioDestacadosMéxico media para deportaciones directas desde EE.UU. a Venezuela

México media para deportaciones directas desde EE.UU. a Venezuela

Anuncio

El gobierno mexicano está negociando con los gobiernos de Cuba y Venezuela para permitir que Estados Unidos deporten directamente a migrantes indocumentados a esos países, según informó este jueves el gobierno de México. Esta intervención surge tras el endurecimiento de la política migratoria por parte de Washington.

Desde la administración del expresidente Donald Trump (2017-2021), México ha aceptado recibir a migrantes expulsados de Estados Unidos y ha facilitado su retorno a sus países de origen. Además, ha permitido que estos migrantes gestionen sus solicitudes de asilo desde ciudades fronterizas mexicanas.

«Estamos ayudando para que se acepte en los países donde Estados Unidos no tiene buenas relaciones, que puedan tomar medidas de deportación», afirmó el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, durante su habitual rueda de prensa matutina.

López Obrador subrayó la importancia de que los deportados lleguen directamente a sus países de origen, considerando que esto es más respetuoso con los derechos humanos. «Que los deportados lleguen de manera directa a sus países. Esto, incluso, es de más atención, cuidado a los derechos humanos», añadió.

Anuncio

El mandatario mexicano mencionó específicamente a Cuba y Venezuela. Cuba enfrenta un embargo económico por parte de Estados Unidos, mientras que Venezuela suspendió a principios de este año un acuerdo con Washington para recibir a sus ciudadanos deportados, después de que se reinstauraran sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro, al que Estados Unidos considera ilegítimo.

López Obrador destacó que su gobierno mantiene buenas relaciones con todos los países, y aunque México tiene la capacidad de enviar migrantes a cualquier nación, el objetivo es que Estados Unidos pueda realizar las deportaciones directamente.

Esta semana, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó un decreto que permite a las autoridades suspender el ingreso de solicitantes de asilo y migrantes cuando el número de entradas irregulares supere los 2.500 casos en un día. La medida establece que la frontera se reabrirá cuando el número diario de solicitantes de asilo sea inferior a 1.500 personas.

Biden, quien busca la reelección en noviembre de este año frente a Trump, introdujo estas restricciones en respuesta a encuestas que indican que la migración y la situación fronteriza son temas cruciales para los votantes.

- Anuncio -

En 2023, se registraron más de 2.4 millones de cruces irregulares en la frontera sur de Estados Unidos, con un récord de 10,000 personas por día en diciembre, aunque esta cifra ha disminuido en los meses recientes.

Compartir
Anuncio

Valorar Noticia

Kevin Ibarra
Kevin Ibarrahttp://Táchira%20Noticias
Comunicador Social de la ULA

Ultima Hora