Ayuda humanitaria bloqueada en Mérida

El obispo auxiliar de Mérida, monseñor Luis Enrique Rojas, fue demorado por militares cuando trataba de llegar a Tovar, la población más afectada por las lluvias la semana pasada.

Rojas llevaba un cargamento con la ayuda enviado por el cardenal Baltazar Porras desde Caracas.

Maduro contra los obispos

Ante la situación, la Conferencia Episcopal Venezolana emitió una denuncia, la cual Maduro aseguró es falsa y que la Iglesia católica trata de desprestigiar a la FANB.

“Fue una campaña miserable dirigida por obispos de la Iglesia católica contra la FANB”, dijo.

Anuncio

Y añadió: “De la Iglesia un grupo de obispos que ni lavan ni prestan la batea le hacen una campaña a nuestros muchachos. ¡Salgo en defensa de la FANB y pido respeto y apoyo al pueblo de Mérida y a la FANB. Basta ya de agresiones viles, miserables. Ni lavan ni prestan la batea. Lo que hacen es show!”.

Finalmente, aseguró que la sociedad “no los quiere”lo

“Ustedes han visto un viejo de estos con sotanas, con una pala, ayudando a un merideño? Salen de manera grosera a hacer un show por las redes sociales (…) Me indigna, que mientras se está trabajando y estos muchachos arriesgan su vida, están los bicharacos con sotanas echándole varilla al pueblo. Por eso el pueblo no los quiere, los rechaza, el pueblo no va a las misas. No los queremos porque son el diablo con sotana”, opinó Maduro.