InicioNoticiasRegionalLa historia de una tablilla que motivó el nacimiento de una fe...

La historia de una tablilla que motivó el nacimiento de una fe Mariana en Táriba

Anuncio

Dos sacerdotes llegaron al pueblo aborigen de Táriba en 1560 y, apadrinados por San Agustín, fundaron lo que hoy se conoce como la fe hacía la Virgen de la Consolación.

Cada 15 de agosto se celebra con danzas, fiestas, caminatas y respeto de promesas, por parte de sus feligreses. Su historia representa un patrimonio regional del estado Táchira.

Fundación de una fé al pueblo aborigen de Táriba

Antes de que se fundara San Cristóbal, en 1561, el pueblo de Táriba ya tenía 14 años de haberse establecido.

Un año antes de fundar la capital tachirense, un grupo de curas Agustinos instituyó un convento en lo que su momento fue el Valle de Santiago, frente a la localidad de Táriba.

Anuncio

Según los relatos históricos, dos sacerdotes, quienes llegaron desde Nueva Granada, fueron encomendados con la tarea de evangelizar a los nativos de aquel sector, así como transmitir sus costumbres y tradiciones europeas.

Una tablilla que representa la devoción de un pueblo

Para desarrollar la tarea que se les asignó a los religiosos, estos se equiparon únicamente de un breviario y una tabla donde de mostraba pintada la Virgen de la Consolación. Así emprendieron su viaje.

Algunas historias afirman que al momento de toparse con un río Torbes joven, crecido y abundante, los enviados no encontraban la forma de cruzarlo. En consecuencia, se encomendaron a la Virgen que plasmaba su pedazo de madera, la cual ataron a una caña brava para aferrarse a ella.

Una misteriosa luz apareció y guió al par a través de las aguas turbias que, a su paso, les facilitaba el trayecto. Algunos presumen que se trató de un acto divino.

- Anuncio -

Seguidamente, tras llegar a la zona donde hoy se encuentra la Plaza Bolívar, clavaron un paño con la imagen, como manera de da inicio a su proceso de evangelización.

Basílica de Táriba

Cerca del año 1690 se construyó la primera capilla en homenaje y tributo a la Virgen de la Consolación. Francisco Martínez de Espinosa, cura y vicario de la Villa de San Cristóbal, fue el autor de la construcción en la región.

Los devotos pueden conseguirla frente de la Plaza Bolívar de Táriba, municipio Cárdenas, en la calle 2.

En su interior se hayan una docena de vitrales en donde se pueden apreciar las diferentes escenas del origen del culto hacia la virgen. Su estatua se encuentra dentro de un hermoso relicario de plata en el retablo.

Con relación al reconocimiento en el Vaticano, el papa Juan XXIII le otorgó el título de Basílica Menor.

Por otro lado, algunos afirman que, durante la construcción del edificio santo, sucedió un milagro atribuido a la Virgen.

El techo de la Capilla Mayo se hundió y, tras el incidente, lograron salvarse un albañil de nombre Juan Báez y 4 ayudantes.

Actualmente, se califica como la Patrona del Táchira, debido a que muchos de sus habitantes le rinden su fe y le encomiendan su protección.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones, descarga Telegram, ingresa al link https://t.co/g8JnSgNFfV y dale click a +Unirme.

También te puede interesar:Scale capital restituye señal de directv en venezuela

Compartir
Anuncio

Valorar Noticia

Kevin Ibarrahttp://Táchira%20Noticias
Comunicador Social de la ULA

Ultima Hora