InicioDeportesBarcelona volvió a ser humillado en la Champions

Barcelona volvió a ser humillado en la Champions

Anuncio

Primero fue ante el Múnich y la historia se repitió. El FC Barcelona volvió a ser humillado en la Champions, ahora ante Benfica.

El cuadro catalán no levanta cabeza y este miércoles cayó 3×0 en su visita al Benfica por la Liga de Campeones.

En sus dos presentaciones en el torneo, el cuadro catalán fue goleado y los cuestionamientos hacia Ronald Koeman aumentan.

Con este resultado quedó último en su zona sin puntos, con seis tantos en contra y ninguno a favor.

Anuncio

El partido se abrió a los dos minutos con una pelota filtrada ante una defensa en línea del cuadro visitante que no pudo cortarla.

Lea también: Bayern vapuleó al Barcelona en la Champions

Darwin Núñez controló con espacios por la izquierda, se metió en el área, enganchó hacia su zurda y cuando vio el hueco sacudió al primer palo.

El conjunto español tuvo a los 10 minutos la mejor situación para igualar las acciones.

- Anuncio -

Frenkie De Jong apareció libre en la puerta del área ante una desatención de la defensa del Benfica.

El mediocampista giró y quedó mano a mano, pero en lugar de definir tocó hacia su izquierda para que Luuk De Jong defina sin marca.

Aunque el que apareció fue Lucas Verissimo, quien se arrojó al suelo desde atrás y tapó el disparo de su adversario para salvar de manera heroica a su equipo.

El Barcelona que tuvo mucho la pelota pero no supo qué hacer con ella, no contó con demasiadas ocasiones y careció de creatividad.

Barcelona volvió a ser humillado en la Champions, ahora ante Benfica

El cuadro portugués se limitó a contener los ataques y dejar que el tiempo transcurra.

En el complemento, el equipo de Ronald Koeman se mostró más ofensivo y tuvo algunas acciones para llegar al empate.

Pero la falta de precisión en los últimos metros fue su peor enemigo.

Fue así que el Benfica se aprovechó de los espacios y a antes de los 25 minutos consiguió el 2 a 0.

Joao Mario llegó a posición de ataque y en la puerta del área improvisó una pared con Roman Yaremchuk que lo dejó cara a cara con Ter Stegen.

Lea también: Deyna guió el triunfo del Atlético de Madrid

El alemán le ganó el duelo, pero el rebote le quedó servido a Rafa Silva que definió de primera en el punto de penal y desató la locura en el estadio.

Si algo le faltaba al cuadro catalán era que a los 33 minutos el VAR llamara al árbitro para repasar una acción dentro del área.

Es que la pelota había pegado en la mano de Sergiño Dest en una jugada previa y por lo tanto correspondía cobrar penal para el cuadro portugués.

Núñez se hizo cargo del disparo y puso el 3 a 0. Sobre el final, Eric García se fue expulsado tras recibir su segunda tarjeta amarilla y dejó a su equipo con 10.

De esta manera, el Barcelona volvió a ser humillado en la Champions y el 20 de octubre, recibirá al Dinamo Kiev para intentar revertir su realidad.

Compartir
Anuncio

Valorar Noticia

Ultima Hora

Compartir