La policía holandesa detuvo a dos personas en Amsterdam como parte de la investigación sobre el origen de las armas utilizadas en los ataques del 13 de noviembre de 2015 en París, que causaron 130 muertos, informó la fiscalía el viernes.

Según reseñó la agencia AFP, los dos sospechosos, de 29 y 31 años, están presuntamente “implicados de una manera u otra en la entrega de armas” utilizadas en esos atentados, explicó el comunicado.

El ataque múltiple, revindicado por el grupo Estado Islámico (EI), causó 130 muertos y centenares de heridos.

Los asaltantes usaron varias armas de asalto como kalashnikovs, así como explosivos.

Según la fiscalía holandesa, “algunos miembros de la célula suicida yihadista quizás viajaron a Holanda en octubre 2015 para recoger armas”.

Una investigación internacional, con agentes holandeses, belgas y francesas puso a descubierto esta pista, precisó la fiscalía.

En la detención se decomisaron ordenadores, teléfonos celulares así como documentos.

El sospechoso de 29 años pasó a disposición del juez, que autorizó prolongar su detención, mientras que el otro fue liberado por motivos de salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here