Tenedores de bonos venezolanos manifestaron su negativa a negociar sus pagos pendientes con Nicolás Maduro debido a las sanciones de Washington y el desconocimiento de gran parte de la comunidad internacional hacia su gobierno.

El grupo de bonistas manifestó que solo reconocen como autoridad legítima a la Asamblea Nacional.

“Se desean mantener abiertos canales de comunicación con aquellos que no estén sancionados para una reestructuración de la deuda y un programa de reforma económica”, expresó el comité de acreedores en un comunicado.

El gobierno de Maduro no ha podido cumplir con la cancelación de los intereses en la mayoría de sus emisiones de deuda. Tampoco ha pagado el capital de los bonos que vencen desde agosto. Según estimaciones, el total de pagos vencidos llega a $ 9.000 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here